A Serbian Film [9.0]

a_serbian_film_3

Por Quique Ortega

Como fanático del cine, siempre me ha gustado ver absolutamente de todo. No escatimo ante nada y hace tiempo me atreví a ver A Serbian Film; película serbia de terror del 2010 que causó y sigue causando polémica. No es una película comercial por supuesto, pero sí importante dentro de la historia del género. Hoy en día es difícil encontrar buen cine de terror, sobre todo en las salas comerciales; busco recomendaciones en internet y veo absolutamente todo lo que me recomienda un gran amigo amante del género al igual que yo.

Me atrevo a decir que ésta es de las películas más fuertes que he visto en mi vida (quizá la más). Toca un tema casi prohibido para el cine y que pocos se han atrevido a tratarlo: El Snuff. Para los que no sepan qué es, son películas o grabaciones de asesinatos, violaciones, torturas y otros crímenes reales (sin la ayuda de efectos especiales o cualquier otro truco) con la finalidad de distribuirlas comercialmente para entretenimiento. Por supuesto los filmes y grabaciones dentro de esta película no son reales, pero sí se tratan con mucha crudeza.

La película trata sobre un actor porno que vive al lado de su familia bajo mucho estrés económico después de su retiro de la industria. Debido a su renombre dentro del mundo pornográfico, le ofrecen un misterioso papel dentro de un filme porno experimental y artístico dirigido por un extraño director. Ante la desesperación y la alta cantidad de dinero de por medio, decide aceptarlo pero le imponen una condición: actuar sobre la marcha sin leer ningún tipo de guión.

El protagonista es introducido a un filme Snuff donde se ve obligado, a través de drogas suministradas, a cometer actos indescriptibles de violencia sexual bajo su propia voluntad mientras cae poco a poco a las profundidades de la obscuridad. Las escenas de violencia son crudas y muy gráficas pero no son gratuitas. Contienen un realismo impresionante dentro del contexto que los directores intentaron crear alrededor de la historia. Acercándose el desenlace, nos orillan a un final espeluznante que ya no solo involucra actos barbáricos del protagonista, sino el miedo a perder lo que más ama. Es una historia verdaderamente obscura y terrorífica que me hizo sentir claustrofobia ante los espacios pequeños y sombríos donde se desarrolla la mayor parte, además de un miedo terrible por el mundo representado.

Es increíble como un grupo de directores y actores son capaces de tocar este tema y tomárselo con tanta seriedad. Tiene gran narrativa y un diseño de producción sorprendente, además de las actuaciones que sobresalen sobre cualquier otra cosa por el serio conflicto entre los personajes. No es una película para cualquiera, pero es un gran filme de terror, sin importar el tema del que se trate. Muchos me han tachado de loco por ver estas cosas jaja, pero como dije al principio, como amante del cine me gusta ver de todo. Cuando hay calidad hay que saber apreciarla.