Reseña: Las Tortugas Ninja (2014) [6.8]

tmnt-banner

Por Quique Ortega

La crítica ha recibido con malos ojos a las nuevas Tortugas Ninja. En lo particular, las adaptaciones de los noventas me encantan (las primeras dos) y sin duda algo me tenía que gustar de la nueva. Vaya que se tardaron en terminarla pero por fin se estrenó y esto es lo que pienso de ella.

Empecemos con Megan Fox que interpreta a April O´Neil; la clásica reportera en busca de la gran historia para que los “grandes” la tomen en serio. Al inicio todo gira alrededor de su investigación después de descubrir a las tortugas justicieras. Hasta ahí, la guapísima Megan tenía una participación aceptable y protagonista, pero más tarde, cuando el villano y los héroes toman importancia, su papel se ve reducido a correr, saltar, esconderse, gritar y hacer todo tipo de cosas insignificantes para el desarrollo de la trama. Incuestionable su belleza pero sus habilidades actorales siguen sin mejorar. Pero no importa, sinceramente no son necesarias para este tipo de película. Lo que importa son las tortugas mutantes.

La historia es un tanto débil y no tiene mucha ciencia. Por esto mismo, la película falla en intentar dar más complejidad al relacionar y conectar demasiado las historias de los personajes haciéndola bastante inverosímil. Todo gira alrededor de una sustancia contenida en la sangre de las tortugas que, por supuesto, implica la base para el plan macabro de los villanos (incluyendo a Shredder). Así de sencillo, ya con eso se pueden imaginar más o menos de qué trata.

Los que conocemos a estos reptiles, sabemos que la química entre ellos es una de las características más importantes de su mitología. Afortunadamente los creadores lograron capturarla de buena forma siendo la relación entre nuestros héroes, divertida, graciosa y por momentos un tanto ridícula. Maldita la influencia de los geeks y los raperos, la caracterización falló en dos de los cuatro héroes: Donatello y Miguel Angel. Se intentó adaptar sus viejas personalidades a unas más características de la actualidad pero resultan más bobas que interesantes. Véanla y sabrán a lo que me refiero.

Las tortugas ya no son actores con disfraces de botarga (buenísimos en los noventas), ahora están hechas y caracterizadas por el ya famoso “motion capture”. Ahora son mucho más imponentes, grandes, musculosas y la verdad se ven increíbles en el papel. Lamentablemente no tienen mucho de ninjas, claro que los vemos saltando y dando patadas voladoras ocasionalmente, pero la mayor parte del tiempo utilizan la fuerza bruta para derrotar a sus enemigos. Aun así, las peleas, sobretodo la final, son bastante emocionantes.

Si les gustan las películas domingueras vayan a verla. Tiene una secuencia de acción impresionante que implica el rápido descenso por una montaña nevada y el empleo máximo de las habilidades de las Teenage Mutant Ninja Turtles. De las mejores en lo que va del año Hollywoodense. Si quieren ver algo profundo con actuaciones impecables y la mamada no vayan a verla. Pero si son de los que gustan divertirse un rato, no hay por qué no verla con unas buenas palomitas para una película 100% palomera.