Reseña: Lucy [6.4]

2014-07-Lucy-Movie-2014-Poster

Por Quique Ortega

Qué les puedo contar de la nueva película de Luc Beeson. Saliendo del cine, sentí inmediatamente el odio y el repudio de mis acompañantes hacia la misma. Yo, me quedé pensativo. Siempre he necesitado de unos minutos para analizar lo que acabo de ver y luego ir construyendo poco a poco la crítica en mi cabeza. Es por esto que decidí quedarme callado, porque seguramente sería atacado por mis amigos. Esto no significa que me haya encantado, pero tampoco me pareció una basura.

Luc Beeson es un guionista bastante famoso, no por la calidad, pero sí por la cantidad de guiones que escribe al año; algunos buenos, otros regulares y otros malos, pero sin duda es bastante rentable. Ahora regresa a dirigir su propio guión con “Lucy”, estelarizada por Scarlett Johansson (The Avengers) y el hombre que aparece (literal) en TODAS las películas: Morgan Freeman (Amistad). La película es de Ciencia Ficción y narra la historia de Lucy, mujer que por azares del destino termina con una bolsa de droga en el estómago. Obligada por un mafioso de oriente, Lucy debe tomar un avión y llevar la droga a otro país, pero por alguna razón inexplicada despierta en un cuarto donde es golpeada por un par de violentos criminales. Durante esa golpiza, le meten un patadón en el estómago y la droga se esparce por su organismo dándole la habilidad de aumentar gradualmente la capacidad para usar su cerebro. Como ya todos hemos escuchado, el humano utiliza solamente el 10% de su capacidad cerebral y lo interesante de la película es ver las habilidades que desarrolla su protagonista.

El inicio es buenísimo. Se nota que Beeson tomó elementos de los buenos thrillers koreanos como Old Boy (2003) y I Saw the Devil (2010). El contexto en el que se desarrolla el conflicto inicial es bastante bueno. El villano es introducido perfectamente pero lamentablemente termina siendo muy genérico, sin  plan, ni motivación, ni nada (siempre elementos importantes). Lucy, por otro lado, va perdiendo encanto conforme crecen sus habilidades. Van de lo interesante a lo ridículo, restándole sorpresa a la conclusión. Aun así, la película no carece de estilo y visualmente no decepciona al representar los interminables usos de las capacidades de nuestra heroína. La trama es regular, pero como acabo de decir, es un buen despliegue visual que incluye un súper viaje de colores en las profundidades del espacio y del tiempo que me recordó al de 2001: Odisea del Espacio (1968).

No está mal la peliculita, pero se va perdiendo en sí misma. Tristemente, la conclusión del viaje de Lucy se va por el camino fácil y pequeño (entenderán cuando la vean). Quiero ver a Luc Beeson nuevamente con filmes como El Quinto Elemento (1997) o Léon: The Professional (1994), pero debo admitir que intentó algo diferente que de haber sido un poco mejor, sin duda, hubiera dejado marca dentro del género.