Reseña: Decisión Final (Draft Day) [9.2]

IMG_7324.JPG

Por Allan Clúa

Esta no es una película para todos; pero, para el público indicado, es una maravilla de película.

Para disfrutar de esta joya hay que ser fanático de mínimo una de las siguientes opciones: 1) seguidor de la NFL 2) amante de las películas de deportes 3) fan de Kevin Costner.

Si ninguna de estas opciones es de tu interés, esta película no tendrá mayor interés para ti; tal vez, incluso, resulte un poco confusa y aburrida. Si cumples con alguna de las anteriores, seguramente gozarás con creces de esta amigable y entusiasta película. Y si, como yo, cumples con las tres características, entonces disfruta de una de las mejores películas deportivas que se han hecho en mucho tiempo.

Costner interpreta a Sonny Weaver, el General Manager de los Cafés de Cleveland, una de las franquicias con mas tradición y más sufrimiento en la NFL. Toda la película ocurre el día del draft, día en el que Sonny debe tomar la decisión de a qué jugador colegial elegirá para que su equipo tome un nuevo rumbo, alejado de todos los fracasos que con el tiempo han acarreado.

Si esta breve sinopsis resulta muy confusa, entonces quizá esta película también lo sea. Si bien el excelente director Ivan Reitman hace un gran esfuerzo por hacer el filme accesible para todo público, algunos términos y situaciones no son tan fáciles de entender si no se tiene cierto conocimiento previo.

No obstante, lo genial de la película radica en el suspenso que una decisión tan trivial (tan trivial como puede ser el deporte) causa en nosotros. Esto se logra gracias al dinamismo que provoca el director con un ritmo sumamente rápido, diálogos excelentemente escritos y un personaje con el que todos nos queremos identificar.

Costner representa al norteamericano de ensueño que Hollywood tanto ama. Atractivo, inteligente, valiente y de valores chapados a la antigua, Sonny causa empatía en nosotros desde la primera vez que aparece en pantalla. Es nuestro deseo de que tenga éxito el que nos tiene intrigados durante hora y media, aplaudiendo cada valiente decisión que toma a lo largo del día. Este es el tipo de papel que Costner ama, domina y disfruta de hacer, y se nota. Acompañado por Jennifer Garner -con quien hace excelente química y, por cierto, esta más guapa que nunca- y respaldado por grandes personajes y toda la imagen oficial de la NFL, Costner nos lleva de la mano por una gran aventura.

Eso es, una gran aventura, en la que sabemos que todo va a salir bien pero, aún así, sufrimos y nos hace añorar por un momento así en nuestra vida. Draft Day es una película sencilla, redonda y llena de buenos deseos que garantizan una sonrisa al final del día.