Reseña: Annabelle [6.0]

annabelle

Por Quique Ortega

Ya tiene rato que no escribo porque me voy a casar y me ha faltado tiempo jajaja, pero fui a ver esta comercial peliculilla y decidí hacerle su respectivo review rápidamente.

Después de aparecer por unos cuantos minutos en El Conjuro (2013) de James Wan, la ya famosa muñeca diabólica causó verdadero terror con esa tenebrosa sonrisa y sus grandes ojos llenos de maldad. A eso agréguenle que, supuestamente, la terrorífica Annabelle existe y se encuentra resguardada en algún lugar de la tierra. Su propia película es una precuela del El Conjuro, y el escenario era idóneo para vivir una buena experiencia de terror, vamos a ver si es cierto.

El origen de Annabelle cuenta la historia de Mia y John. Mia se encuentra embarazada y (que casualidad) colecciona muñecas. Por supuesto, todas con caras espantosas. La verdad, que enfermo el que coleccione este tipo de juguetes en la vida real. Pero bueno, por otro lado John es médico y no es más que un personaje acartonado al servicio de la comunidad, así que no hay necesidad de analizarlo. Obviamente, la muñeca llega a manos de la protagonista y ahí es cuando empiezan a ocurrir los típicos clichés de películas sin nuevas ideas o algo nuevo que proponer (lástima).

El arco de las historias de los papeles secundarios es muy flojo y solamente Annabelle Wallis como Mia carga con el desarrollo de la convencional trama. Constantemente la vemos convenciendo a la gente de que lo que escucha, siente y quien le jala las patas existe. Y claro, normalmente la vemos doblando y explorando las esquinas de su casa y esos clásicos lugares como azoteas, bodegas y áticos. De hecho, la mejor y única escena de la película involucra un elevador y una de estas peculiares locaciones. Al fondo se esconde algo que sabemos pero no vemos. Que miedo. Sí, que miedo porque a eso se le llama “terror a lo desconocido”, y es lo que hace a las buenas películas dentro de este género. Lamentablemente, pasando la escena en cuestión, entramos al “NO terror a lo desconocido” con los clásicos sustos baratos y pésimo CGI.

Traía buenas expectativas pero saliendo del cine solamente pude reírme del pésimo final ja…ja…ja. Igual y a ustedes si les gusta y sin duda les sacará uno que otro susto, pero nada que no hayan experimentado antes. Pero bueno, el cine de terror Hollywoodense ha tenido un buen repunte en los últimos años y solo queda esperar al Conjuro 2 con el regreso de James Wan a la dirección. Espero que Annabelle juegue un papel donde exploren nuevas y aterredoras características y no solo las de cualquier pinche muñeco diabólico del canal 5.  Vamos a ver si se atreven.