Reseña: “The Mandalorian”: 1er capítulo (sin SPOILERS)

Por Quique Ortega

Por si fueron pocas cinco nuevas películas de Star Wars, ahora Disney nos presenta The Mandalorian, la primera serie live-action de esta millonaria franquicia y la joyota de la corona de su nuevo y estrenadito servicio de streaming llamado Disney +.

El muchacho chicho y héroe de la serie es The Mandalorian (Pedro Pascal, Game of Thrones), de una raza de guerreros (Mandalorians) procedentes del planeta Mandalore y reconocidos por sus armaduras bien chingonas. Son temidos y respetados alrededor de la galaxia y su reputación los coloca como mercenarios y cazarecompensas de primer nivel. La serie no pierde tiempo en introducir al protagonista de esta manera y como un héroe salido de los westerns; ya saben, de los que entran, son de pocas palabras y si te metes con ellos te parten la cara o te meten un disparo bien dado. El clásico héroe (o anti-héroe) que a todos nos gusta (Pedro Pascal lo hace perfectamente bien dándole también ciertos momentos de vulnerabilidad). Esperemos lo desarrollen bien y se vuelva el nuevo GRAN héroe que necesita Star Wars (lo siento Rey, Finn y Poe).

El capítulo fue bastante sencillo y tiene secuencias de acción espectaculares bien dirigidas que sirven para ver a “Mando” lucirse como todo el “badass” que es. La historia es buena pero simple y el diálogo es bueno pero directo. Los personajes hablan exclusivamente lo necesario para avanzar la historia del punto A al punto B, lo cual esperemos mejore con el pasar de los capítulos sino corre el peligro de volverse demasiado simple y probablemente aburrida. Por ahora funcionó perfectamente por ser el primer episodio que debe de balancear muchas cosas y ser la introducción a la historia, pero más adelante debe de desarrollar mejor a sus personajes y complejizarse más si quiere ser un entretenimiento de primera como prometieron sus creadores. Ah, y por supuesto tiene comedia, a final de cuentas también es un show para niños. Afortunadamente, ésta es sutil y graciosa y no son los típicos chistes malos que te embarran en la cara. ¿The Last Jedi? ¿Alguien?

The Mandalorian es lo mejor que le ha pasado a Star Wars desde la trilogía original. Recaptura con impresionante exactitud el “look” y el “feel” de aquellas películas. Esto es gracias al inmenso uso de efectos prácticos (sets, props y disfraces), música, colores de la imagen, el cuidado y el uso a los pequeños detalles (nuevos y familiares) y sobre todo la historia. El tono encaja perfecto y se siente literalmente como una historia situada en esa galaxia muy muy lejana post Return of the Jedi. Y por fin, muchos de los personajes no son humanos. En los nuevos episodios/películas todo mundo es humano y uno que otro alien esta por ahí atrás echando el coto. Este universo si se siente vivo y lleno de distintas razas y especies, todos con una buena y potencial historia que contar. Eso…es Star Wars.