Reseña: “Contra lo Imposible” (Ford v Ferrari)

Por Allan Clúa

Hay películas que gustan a casi todos, a quienes buscan mero entretenimiento y a los que buscan un poco más de propuesta. Ford v Ferrari no es grandiosa, pero sí es una de esas; eso, no es poca cosa.

Contra lo Imposible, como la nombraron en México – porque no tenemos madre – es una película de las que mejor saben hacer los gringos: una historia emocionante y redonda, basada en hechos reales, con una manufactura impecable y grandes actores a la cabeza. Una película que no tiene mucho que reclamarle, que es una gozadera ver, pero que, en algunos años, pocos van a recordar.

Cuenta la historia real de dos grandes hombres, Carroll Shelby (Matt Damon) y Ken Miles (Christian Bale), contratados por Ford en 1966 para vencer a Ferrari en la carrera de 24 horas de Le Mans. Una historia que incluye apasionantes carreras, ejecutivos malvados, carismáticas familias y hermosos, muy hermosos, automóviles. “Only in America”.

Lo que mejor hace este filme es navegar distintos géneros y estilos visuales. En su mayor parte, la película es un homenaje a la cinematografía norteamericana de los 50´s e inicios de los 60´s – hecha a la “antigüita”- y, sin embargo, a la hora de filmar las carreras, se siente como una película moderna y técnicamente impresionante. Este salto entre estilo es manejado con maestría por el director James Mangold. Sin duda, el haber dirigido filmes tan variados (pensemos en Walk the Line contra Logan, por ejemplo) le permite hacer esto cómodamente.

El otro gran privilegio de Contra lo Imposible o Ford v Ferrari es contar con dos de los mejores actores del mundo, Matt Damon y Christian Bale. Ambos entregados de lleno a su papel, con una química divertidísima de presenciar y talento de sobra. Ambos candidatos seguros a premios de la Academia, aunque probablemente resulten con las manos vacías –no por falta de méritos-.

Vayan a ver esta película. Emociónese, conmuévase, rían y lloren. Todo mundo la va a recomendar – y atinadamente -, lo cual es siempre lindo. Después, pronto, muy pronto, todo mundo la dejará atrás.

CALIFICACIÓN [9.2]