Depresión. La serie de Obi-Wan puesta en pausa indefinidamente.

Por Quique Ortega

Maldita sea. Los seis capítulos anunciados que contarán la historia de Obi-Wan Kenobi, por supuesto con Ewan McGregor, 8 años después de partirse la maraca con su aprendiz Anakin Skywalker, tardarán más de los esperado (o quizá estén fritos). De acuerdo a un nuevo reporte de Collider, la producción de la serie de nuestro amado Jedi ha sido puesta en pausa indefinidamente. A todo el staff que ya se preparaba para la filmación en los estudios Pinewood en Londres, los mandaron a su casita con ningún tipo de certidumbre en cuanto al tiempo que tendrán que esperar para reiniciar la producción. El chisme cuenta que a la presidenta de Lucasfilm, Kathleen Kennedy, no le latieron los guiones escritos, pero algunas fuentes misteriosas afirman que todo podría reanudarse este verano.

Algo macabro sucede dentro de Lucasfilm, porque no es la primera vez que las broncas en varias producciones se ponen a la orden del día. Las más sonadas fueron las suscitadas en la producción de “Rogue One” y “Solo”, donde se volvió a filmar gran parte de ambas películas cuando ya estaban prácticamente terminadas. La más reciente, fue el cepillo que le aplicaron a Colin Trevorrow – director original del Episodio IX (hoy llamado “El Ascenso de Skywalker”) – por diferencias creativas con Kennedy cuando a esta última no le pareció su guión para cerrar la saga.

En lo personal, ya no confío en las decisiones creativas de Kennedy, lo cual me lleva a pensar lo peor. Espero equivocarme y que en verdad haya detenido la producción porque los guiones son una basura, porque si la señora se pone creativa, quizá solo esperaremos para ver la decepción más grande en esta nueva era de la franquicia (como acabamos de verlo con la nueva y desequilibrada trilogía). Kennedy es una gran productora y líder, pero como una mente creativa supervisora de algo como Star Wars ha fracasado. Su decisiones no son las mejores. Lo siento

Ojalá y le hagan justicia al personaje de Obi-Wan que tanto amamos, sobre todo si tienes a Ewan McGregor listo para ponerse la toga y decir: “Hello there!”