Reseña / The Outsider (El visitante)

Por Quique Ortega

Hace unas semanas me apareció publicidad de The Outsider en mi celular. Como buena serie de HBO, las imágenes presentaban una producción impecable y de atmósfera lúgubre. No había que poner mucha atención para captar que el show sería de profundo misterio y, por supuesto, de drama del bueno. En cuanto terminé Succession – serie magistral del mismo canal – me adentré inmediatamente a ver que trampa con esta serie que, en el papel, prometía bastante.

Basada en una novela de Stephen King del mismo nombre (publicada en el 2018), la serie cuenta la historia de un policía en una obsesiva y extraña investigación de causas aparentemente sobrenaturales. Todo inicia con un cruel y perturbador asesinato que lo lleva poco a poco a cuestionar la realidad y sus propias creencias. Ahí paramos para no arruinarles nada.

Lo que sí puedo decirles es que el primer capítulo es soberbio. Dirigido por Jason Bateman (Ozark), las bases del misterio a desarrollar, a lo largo de 10 capítulos, se establecen con fuerza y con extraordinario drama. Mientras lo veía pensé: “Estoy a punto de presenciar uno de esos dramas nivel True Detective”. La neta es que me atrapó completamente. El segundo capítulo fue lo mismo, para ese momento los protagonistas ya eran personajes creíbles y poderosos, sobre todo el del polizonte interpretado por Ben Mendelsohn (Rogue One) y el del mismo Jason Bateman (sí, también actúa, chingonzazo). La serie es fuerte al inicio, la maldad representada en sus primeros capítulos es dura y perturbadora, al igual que las consecuencias de la misma.

Si siguen leyendo quizá pensarán: “No manches, la serie le encantó a Quique”. Pues….El problema viene a partir del quinto o sexto capítulo donde la serie empieza a alargarse demasiado. Escenas intrascendentes y repetitivas empiezan a aparecer. Sentí un poco de desesperación al escuchar varias veces cierto reclamo de algunos personajes al personaje principal. También apareció la clásica frustración, ya saben, cuando algo sucede e inexplicablemente el personaje no se le ocurre pedir ayuda o dar explicaciones, mejor se lo guarda para cuando la trama o los demás necesiten saberlo. Aun así, estas querellas no descarrilan la serie y se mantiene por buen camino, ya que el misterio es atractivo de a madres. Este camino se recorre a un ritmo semi-lento que, si no les gustan las series que se toman su tiempo, les podría costar algo de trabajo, sobre todo en la segunda mitad de los capítulos como ya les comentaba.

Y finalmente y Sin Spoilers, les quiero hablar del final que me dejó algo decepcionado. Para el tiempo que se tomó la serie en desarrollar su historia y a sus buenos personajes – porque vaya que son buenos – todo concluye de manera rápida y sin chiste. Los conflictos se resuelven de manera muy fácil. No estoy diciendo que termine mal, simplemente algo le faltó. Diez horas de seguir las peripecias de estos amigos para simplemente sentir un vació por dentro. Por ahí hay una escena de esas que te jalan el tapete, pero lamentablemente se siente gratuita, el final no se ganó dicho momento. La neta.

Pero bueno, en conclusión, The Outsider tiene un inicio brillante. Dicha brillantez se va diluyendo, pero la historia tiene un gran misterio en medio – además de buenos personajes – que la ponen en el calificativo de “buena”, más allá de su insípido final. Si tienen tiempo, adelante, como les decía, el misterio esta buenazo.

CALIFICACIÓN [7.8]