RESEÑA / EXTRACCIÓN

Por Quique Ortega

Tyler Rake (Chris Hemsworth) es un guapo y fornido mercenario con, ya saben, un trágico pasado que se lanza a buscar a un niño secuestrado por “el prodpio Pablo Escobar de India” (jajaja tal cual como lo describen en la película), un chavo fresa pero bien maldito, digno de cualquier antro de Polanquito. Pronto la misión de Rake se vuelve de “dificultad brutal” cuando todas las fuerzas especiales de la India se cruzan en su camino, por lo que él, solo él, debe pasarles por encima si quiere salir triunfador.

Si amas o disfrutas las películas de acción, ésta te va a gustar bastante. Las secuencias de acción son B…U…E…N…Í…S…I…M…A…S., en ningún momento pierdes el sentido de orientación cuando los actores corren, corren y tiran plomazos en todas direcciones. El trabajo coreográfico es sobresaliente. Los mano a mano entre nuestro musculoso protagonista y uno que otro valiente que se le pone enfrente es de lo mejor que he visto en mucho tiempo. La película tiene una secuencia impresionante como de 10 minutos, que simula una sola toma, en donde pasa de todo: disparos, cuchillazos salpicadores, secos golpes, atropellos, explosiones y caídas bien dolorosas. Seguramente dará de que hablar con el tiempo por el logro técnico y la capacidad de mantener al espectador tenso y con la boca abierta. Me encantó.

Ahora, si eres de los que siempre buscan complejidad y una perfecta definición de los personajes, o ya no te gusta que un hombre blanco sea el héroe, pues probablemente no te va a gustar. De hecho, la película no busca ser profunda en su caracterización, simplemente te da lo necesario para que los personajes no sean de cartón y listo, a lo que “truje chencha”, el buen espectáculo.

Chris Hemsworth, además de su ya conocido “sex appeal”, tiene carisma y su actuación está bastante chingona. No es un héroe egocéntrico ni se la vive tirando frases chistosas por todas partes a la Arnold Schwarzenegger, de hecho, su personaje es algo vulnerable, lo cual mantiene la acción más en el plano terrenal y por momentos se siente ruda la violencia. Les digo, Hemsworth tiene con qué ser un nuevo y excelente héroe de acción para el cine, es más, muchas de sus “stunts” las hizo el mismo y se ve increíble la película, (le echó los kilos). Ojalá le escriban un personaje más original dentro de un escenario menos genérico para iniciar una buena franquicia, algo como John Wick.

Y por último, aplauso a Sam Hargrave, director de esta película y coordinador de acción de las últimas dos de Avengers y la última del buen Capitán América (por ahí agréguenle Atómica y El contador, también excelentes trabajos). Al parecer esto de que los coordinadores de acción se rifen a dirigir películas del género está funcionando (John Wick es otro gran ejemplo). Ojalá sigan aventándose y los estudios los apoyen – en este caso los productores fueron los Russo Brothers, hijos pródigos de Marvel – ya que el género de acción en su estado más puro ya existe muy poco. Véanla y me platican qué tal.

CALIFICACIÓN:

4/5 Hijos